Hurt

Cuando era pequeña, después de quedar en primer lugar del cuadro de honor, mi mama me dijo que sólo se necesita trabajar duro para conseguir lo que uno quiere en la vida, así como lo hice con mis notas.

En los 23 años que llevo en este planeta jamás me había esforzado tanto como en el último año. Jamás había trabajado tanto para conservar un empleo, para cultivar una amistad, para aprender algo nuevo, para seguir viva.

Y duele hasta los átomos de mi cuerpo saber que lo mejor de mi no es suficiente, que yo no soy suficiente.

Ahora que perdí la excusa de que si lo intento de verdad, si hago las cosas mejor, puedo lograrlo todo…¿Qué hago? ¿Realmente queda algo por hacer?

Intento leer esos artículos de prevención del suicidio sobre los grandes actores, los grandes escritores y artistas que alguna vez vivieron una gran depresión o vivieron en condiciones al margen de lo humano…y un día sus vidas adquirieron sentido, alcanzaron sus sueños y fueron felices para siempre. Esos artículos que te dicen : “si hubiera elegido suicidarse se habría perdido de todo esto”.

¿Por qué no puedo saltarme mi vida hacia esa parte? Será cierto que el destino es lo de menos, que lo importante es el viaje, pero estoy tan cansada.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.