El cambio climático amenaza la salud física y económica de los Latinos — es hora de tomar medidas

Y entonces tal vez, a lo mejor, algún día, las generaciones futuras de Puerto Rico podrán disfrutar de esos maravillosos aires navideños de nuevo.

Por Juan Declet-Barreto

Crecí en las latitudes cálidas y húmedas de Puerto Rico. Mi patria está situada en una zona tropical donde no se sienten bruscos cambios de temperaturas en las diferentes estaciones como ocurre fuera de los trópicos. Pero recuerdo en mi infancia haber sentido leves bajas de temperatura durante las noches de Diciembre — los llamados “aires navideños” que anuncian el comienzo de la temporada de las vacaciones navideñas en Puerto Rico.

No he sentido muchos de esos aires en mis visitas recientes entre familia y amigos. Las temperaturas más cálidas y las sequías prolongadas se han convertido en lo habitual en el Caribe y en otras partes de Latinoamérica y el cambio climático es el responsable.

Como latinoamericano que reside en Estados Unidos, estoy consciente de los cambios en el clima, cómo amenazan la salud y el bienestar de mi comunidad y también de la importancia de tomar acción inmediata para ponerle un alto a la contaminación antropogénica de carbón que produce el calentamiento global — y no estoy solo en ello: lo comparto con la mayoría de los Latinos en Estados Unidos.

Esto es lo que mis colegas de Voces Verdes y yo descubrimos recientemente en Nuestro Futuro: El cambio climático y los latinos en EE.UU., un informe que evidencia que los latinos somos particularmente vulnerables a la crisis climática, exigimos acción climática, y también como latinos — y todas las personas en Estados Unidos — nos podemos beneficiar de la reducción de la contaminación de carbono que acelera el cambio climático.

La geografía, el empleo, y las disparidades socioeconómicas hacen a la comunidad latina particularmente vulnerables a las amenazas climáticas

Las temperaturas extremas, la mala calidad del aire y las inundaciones relacionadas con el clima presentan graves amenazas en California, Florida, New York y Texas, cuatro estados donde residen el 60 por ciento de la población latina en EE.UU. Es también preocupante que más de 24 millones de latinos viven en las 15 ciudades con la peor contaminación de ozono a nivel del suelo. Los latinos cuentan con niveles deplorables de acceso a servicios de salud pública y a menudo el estatus migratorio descalifica a muchos de recibir asistencia federal por pérdidas debidas a catástrofes. Agreguemos a esto la sobrerrepresentación de latinos en la agricultura y construcción que los expone a las inclemencias del calor extremo, y podemos vemos que las amenazas climáticas a la salud se distribuyen de manera muy desigual por región geográfica, ocupación y acceso a servicios médicos.

Nuestro futuro: el cambio climático y los latinos en Estados Unidos

Los latinos exigen acción climática contundente

Los latinos en los Estados Unidos poseen gran diversidad cultural, económica y laboral. Mientras que reconocemos nuestras diferencias, los latinos nos mostramos unísonos al exigir que el gobierno tome medidas sobre el clima. Por ejemplo, nueve de cada diez latinos encuestados favorece la acción climática; mientras que ocho de cada diez encuestados apoyan los esfuerzos del Presidente Obama por reducir la contaminación de carbono. Los latinos con lazos familiares en sus países de origen apoyan la acción climática porque conocen de primera mano sobre como las inundaciones, sequías y otras amenazas climáticas causan la pérdida frecuente de bienes y vidas en América Latina.

Nuestro futuro: el cambio climático y los latinos en Estados Unidos

Las medidas climáticas solucionan muchos de los desafíos económicos y de salud en nuestras comunidades

Debemos tomar medidas ahora para ayudar a que los latinos y todos en Estados Unidos puedan reducir su riesgo y recuperarse tras catástrofes por trastornos climáticos. Debemos exigir que nuestros líderes cumplan con los compromisos internacionales suscritos por Estados Unidos para contrarrestar el cambio climático, desde la trasformación de los sectores de energía y transporte hasta la eficiencia energética en empresas y hogares, y el desarrollo de la economía de energía limpia que beneficiará el bienestar económico de los latinos y otras comunidades vulnerables.

Y entonces tal vez, a lo mejor, algún día, las generaciones futuras de Puerto Rico podrán disfrutar de esos maravillosos aires navideños de nuevo…

Puedes seguir a Juan Declet Barreto en Twitter Aqui

Juan Declet Barreto es Geógrafo e investigador postdoctoral en el Center for Science and Democracy de la ONG Union of Concerned Scientists. Juan es especialista en investigar las dimensiones sociales, ecológicas, así como los impactos a la salud pública debido al cambio climático. Juan ha desarrollado un programa de investigación interdisciplinario centrado en entender los determinantes socio-ecológicos de la vulnerabilidad al cambio climático.

Su más reciente proyecto incluye la investigación sobre cómo mejorar las políticas nacionales en los Estados Unidos en torno al control de emisiones de dióxido de carbono y otros contaminantes atmosféricos que amenazan la salud humana, en especial la de las poblaciones de bajo ingreso y minorías étnicas.