Un acto de amor es un acto de rebeldía, un símbolo de resistencia, una declaración profunda de fuerza y soberanía sobre todo lo que amenaza la integridad, la libertad y la continuidad de la vida y la belleza.