Innovación exponencial usando datos abiertos

En el año 2012, tuve el privilegio de visitar Singularity University, luego de haber ganado el Dominican Republic Orange Innovation Challenge.

En esa oportunidad estuve expuesto a 80 de las más brillantes mentes que he conocido jamás, a quienes tuve el privilegio de llamar compañeros de clase y ahora alumni. No puedo tampoco dejar de mencionar al faculty, gente excepcional que ya está impactando el mundo.

Terminado el programa de graduandos, el cual cambió mi vida para siempre, salí hacia mi país de orígen, la República Dominicana con todo el anhelo y deseo de impactar mil millones de personas en diez años.

Me recibió a la salida del Aeropuerto Internacional de las Américas un hermoso y precioso apagón energético en toda la ciudad de Santo Domingo.

Ese primer mes, luego de pasar 10 semanas en NASA Ames Research Center, fue extremadamente frustrante, por no decir otra cosa, y, luego de haber trabajado creando innovación en el gobierno, entrar a una nueva posición gubernamental, cumpliendo nueva vez un horario, ciertamente no era necesariamente la propuesta más atractiva, en términos del reto profesional y el impacto exponencial al que en mi mente y corazón ya había decidido iba a dedicar el resto de mi vida.

Hasta ahora….

Recientemente, he tenido el honor de formar parte del equipo que apoyó la redacción y comentarios de la primera Norma Sobre publicación de Datos Abiertos en el gobierno dominicano (Nortic A3) y, más recientemente, la publicación del Portal de Datos Abiertos del Gobierno Dominicano — Datos.gob.do en donde, por primera vez, la República Dominicana tiene el potencial, como nación de generar innovación exponencial usando datos abiertos.

¿Qué es innovación exponencial?

Podríamos definirla como innovación acelerada utilizando las plataformas provistas por las tecnologías exponenciales, tales como inteligencia artificial, robótica, impresión en tres dimensiones, nanotecnología, biotecnología, big data (de este punto hablaremos más adelante en este escrito), entre muchos otras más.

Este tipo de innovación es algo nunca antes visto. El costo de producción de nuevas tecnologías, el cual sigue una curva logarítmica inversa, es decir, que reduce a la mitad su costo por el mismo poder y alcance cada año o, viéndolo de manera exponencial que duplica su poder cada doce meses por el mismo costo, ha provocado que más que literalmente un muy reducido grupo de personas pueda crear avances tecnológicos con muy pocos recursos desde cualquier lugar del mundo.

Esto ha provocado la creación de nuevos corredores tecnológicos en lugares que no eran reconocidos como tal. Nueva York, Boston, Israel, Chicago, Paris, Londres, Brazil, Chile, México, todos se han unido en la creación de sus propios valles del silicio.

República Dominicana tiene en sus manos el inmenso potencial de crear un nuevo valle:

El valle del algoritmo

Usando datos abiertos, República Dominicana tiene el potencial de crear nuevas innovaciones exponencialmente aceleradas si, con el apoyo adecuado (y aquí no necesariamente nos referimos al apoyo económico), sino a la creación de un ecosistema de datos abiertos.

A mi entender tenemos la capacidad de saltar por encima de (leapfrog) décadas de hacer las cosas de la manera tradicional y generar incontables innovaciones si comenzamos a crear nuevas tecnologías usando uno de los más preciados activos de los que dispone el Estado Dominicano, los datos generados por nosotros mismos.

Aquí no me refiero solo a los datos del sector público, que sería nuestro primer enfoque al pensar en datos abiertos, sino a los generados por el sector privado.

Cuando pensamos en innovación exponencial, una de sus características fundamentales es que provienen de unir ideas o conceptos totalmente disímiles entre si, para crear algo fundamentalmente disruptivo.

Pienso que en la República Dominicana estamos en el lugar y momento correcto para crear este tipo de innovación. Los actores (gobierno, sector privado, innovadores, sociedad civil, etc.) están alinéandose y estamos en la circunstancia histórica correcta para producir los cambios fundamentales, que como sociedad estamos esperando.

Como diría Peter Diamandis: la mejor manera de predecir el futuro, es construyéndolo. Construyamos innovación exponencial usando datos abiertos.

Posdata: luego de publicado el artículo, realicé algunas correcciones de estilo, gramática y forma, para fines de mejor comprensión.

Disclaimer: el autor es Asesor de Informática, en la Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental. Este escrito refleja exclusivamente una opinión personal y no debe ser asociado con ninguna posición oficial de dicha institución gubernamental de la República Dominicana.