La herencia de María Manuela

En la provincia de Jaén hay 60 millones de olivos. Algunos de ellos están en Baños de la Encina. Unos pocos son los que nos permiten ofrecerte el AOVE Las MaríaManuelas.

En el siglo XIX, nuestra tatatatarabuela, la primera María Manuela de la saga matriarcal que es la familia, se hizo cargo de las tierras al quedar viuda. En su testamento las legó a la hija que permanecía soltera, como garantía de solvencia económica, aún a sabiendas de lo difícil que sería para una mujer bregar con capataces, jornaleros y molineros. No se equivocó la pionera.

Aquella soltera matrimonió y, al igual que su madre, legó las tierras a su hija. En este caso, la bisabuela ya estaba casada pero era la única mujer de la descendencia. También ella continuó la tradición y repartió la propiedad de los olivares entre sus varias hijas, que fue abundante la prole…

Y ahí llegamos a nuestros días en los que nos ha tocado asumir, con sumo gusto, la gestión de las olivas, tras el correspondiente traspaso inter vivos que ha realizado mi madre, sola heredera de la suya, mi abuela. Somos más jóvenes, con otras ideas, con ganas nuevas y con espíritu de excelencia.

Sabemos que nuestras olivas son excelentes y que como a tales debemos tratarlas, porque su fruto no merece menos. Por tanto, el aceite que nos brindan sus aceitunas picuales ha de ser llamado, por fuerza, excelente.

Esa excelencia es la que os ofrecemos en cada botella de Las MaríaManuelas, la misma que la familia lleva atesorando siglo y medio. De nuestra casa para la vuestra. De nuestra casa siempre abierta, aquí…

Las MaríaManuelas

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.