ocasionando accidentes automovilísticos por exceso de afecto

si estoy fuera de tu edificio, parada

es porque necesitaba decirte algunas cosas sin un paraguas sobre mi cabeza

y también tener frío, está bien

debés saber que siempre me imaginé la fricción de tus camisetas

contra los pelos de tu joven barriga

y que acariciarte el ombligo los viernes de noche se volvió un gusto adquirido

a veces pensaba que eras aburrido y no entendía porque aún yo elegía estar contigo

hasta que me subías al auto y me dejabas poner los pies en la ventana

y me daba cuenta que eras vos quien aun elegía estar conmigo

mientras te cantaba fuera de tono

y que tu cabello se veía mas bonito con ciertos filtros de instagram que con otros

especialmente cuando te fotografiaba lamiéndome los pies

y me sonreías a media luz

me gustaba cada vez que explicabas que sufro de periodos existenciales

porque se sentía como que, a pesar de mencionabas mi falta de equilibrio, te jactabas de conocerme bien

y de aceptarme tal como soy

te agradezco por dejarme conocer qué significa dormir tranquila

y tambien llorar después de un orgasmo

sintiéndote más triste que nunca, siguiendo con la mirada a fosfenos en el aire

me miraste todo este tiempo desde tu ventana del piso 5

con un teléfono en la mano y sin llamar a la policía

ahora solo faltaría ajustar detalles, yo también todavía te amo