La Divina Proporción, Ernestina, Partido de 25 de Mayo, Buenos Aires, Argentina.

2017, el año de “La Divina Proporción”

El 2017 es un año “distinto”. Almas y cuerpos siguen esperando el segundo semestre, las inversiones, los “brotes verdes” y tantas otras descripciones Pro-Modernas para describir aquello que tanto queremos: que la economía genere distribución equitativa, que podamos hacer lo que nos gusta, que nos paguen por ello, que podamos generar empleo, etc.

En mi caso, el año 2017 lo voy a llamar el año de la “Divina Proporción”, concepto que descubrí de casualidad -como todo- en un domingo de sobremesa con restos de malbec y cárnicos como testigos.

Todo se remonta al “número áureo” que permite descubrir aquellos objetos de belleza plena. Un gran pensador de nuestros días, Le Corbusier, hackeando su realidad nos regaló “El Modulor” algo sí como una herramienta que nos permite buscar el número áurico y aplicarlo a los objetos que un profesional puede diseñar.

Como mi deformación -cuasi- profesional me obliga a tamizar todo con el contraste que nos da la Historia, me pareció indicado aplicar “El Modulor” como gran metáfora para entender este 2017 tan complejo, particular, áspero y algunas veces incongruente.

Arrancamos el año con el proyecto que todo comunicador alguna vez debe gestionar, una campaña para instalar a un candidato en una región distinta en un entorno digital que luego crecería en los canales físicos de la campaña. Así fue como lanzamos #PrimeroChubut allá lejos en febrero, con una identidad visual distinta para nuestro país que luego -como todo- se ha contaminado del día a día dejando de lado “el modulor” y pasando a la rutina de las redes sociales y el tiempo real.

Luego de mucho batallar, accedimos al primer proyecto #fintech que nos permite innovar sobre el escenario actual de la banca en Argentina, un desafío inmenso, ya que se debe luchar contra estructuras tecnológicas, evangelizando con resultados, sobre cómo la a comunicación en digital puede optimizar y mejorar procesos. #GrupoMariva

La industria de la televisión, de la mano de #Turner continúa acompañando nuestro crecimiento y nos sigue dando lecciones cotidianas sobre cómo generar contenidos exitosos en tiempos de crisis y reducción de presupuestos.

En tanto, las aseguradoras, se transforman, a pasos agigantados, utilizando tecnología para optimizar como para fidelizar, y así es como una marca aprende, diseña, aplica y avanza, transformando su negocio en procesos de aprendizaje constante, siempre ha sido así y lo seguirá siendo, pero hoy la velocidad es extrema y puede que te deje en el camino si no estás preparado para implementar cambios en tu organización. #CNPSeguros es un claro ejemplo de como implementar #TranformaciónDigital sin morir en el intento, con visión a largo plazo y con objetivos concretos.

Y en esta última etapa del semestre, nos topamos con la gema en bruto del marketing inmobiliario, que hoy requiere una gran dosis de comunicación digital para lograr alcanzar nuevas audiencias para generar nuevos clientes. Las cifras me acompañan, una vez más, de 40 agentes inmobiliarios, solo 4, utilizan herramientas digitales para llegar a más clientes.

Y todo esto nos permitió dar charlas, arengar equipos, dar clases, viajar a Medellín, Montevideo, 25 de Mayo y Villa La Angostura, todo bajo un mismo hilo conductor, dar testimonio sobre como hacer negocios con el uso de la tecnología y los contenidos digitales.

Mientras tanto, miro las olas que genera Ignacio “Nacho” Zuccarino y trato de ser parte de ese mar complejo aprendiendo todos los días a nadar estilos distintos, tantos como sean necesarios para buscar “La Divina Proporción”.

Ingeniero Maschwitz, 18 de Julio de 2017, el año que descubrí la “Divina Proporción”