Es cuando el corazón se rompe, que la visión mejora. Que la dualidad del hombre observa y estudia cada situación con sus dos lados de la moneda; se pierden cosas y se ganan otras, entre ellas la incertidumbre. La maldita incertidumbre de no saber qué hacer, de sentirse parados en una cuerda floja entre dos montañas, en la que existen dos posibilidades: que mantengas el equilibrio o que te llamaras vivo.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated laura.’s story.