Día internacional de… ¿la mujer?

Hoy es 8 de marzo, día internacional de la mujer. Hoy todos se alegran, celebran, felicitan a sus novias, esposas, madres, hijas, hermanas, sobrinas, amigas… Hoy todos se acuerdan de esa bella dama que los ha acompañado en su vida, les envían mensajes de amor, flores, chocolates, y les desean lo mejor para sus vidas. Lamentablemente, la otra cara de la moneda no sale a la luz.

Nadie se acuerda de la mujer que fue violada y nadie luchó con ella por sus derechos. Nadie se acuerda de esa mujer que tuvo que vender su cuerpo para llevar comida a su casa. Nadie se acuerda de esa mujer que tuvo que acostarse con su jefe para que no la despidieran en el trabajo, porque quedaba sin nada. Nadie se acuerda de las mujeres que han abortado, que han sido maltratadas, ofendidas, acosadas, sometidas, juzgadas y etiquetadas por la sociedad.

No felicités, si el resto de los días vas a andar en la calle gritándole a la muchacha que viste enagua, lo ‘sabrosas’ que están sus piernas. No felicités, si le decís a tu compañera de trabajo que no puede realizar algún trabajo porque ‘es de hombres’. No felicités, si no educás a tu hijo para respetar a las mujeres, en vez de decirle que por ser hombre es ‘normal’ que toque sin permiso el cuerpo femenino, por ‘instinto’. No felicités, si sos de los que se enojan si una mujer no quiere bailar contigo en un bar, o darte el número, o salir con vos. No felicités, si decís que la mujer tiene que ser 90–60–90 para ser guapa. No felicités, si sos de los que dicen ‘tenía que ser mujer’, cuando una mujer no conduce ‘bien’. No felicités, si decís que la mujer tiene que ser ‘recatada’, ‘sensible’, ‘femenina’, ‘delicada’. No felicités, si creés que la mujer tiene que ser sumisa y dependiente de vos.

Por favor, si quieren felicitarnos, levántense y luchen con nosotras. Generen consciencia, defiéndanos, ayudénnos a cambiar el mundo, nuestros derechos, a conseguir nuestra libertad y seguridad.

Y ahí sí, todos diremos: FELIZ DÍA, MUJER.