Las Razones Tras el Fracaso de la Invasión Alemana a Rusia

La suerte alemana en la segunda guerra mundial estuvo sellada en el momento en que Hitler ordeno a sus 250 divisiones de la Wehrmacht atacar a Rusia. La razón más nombrada fue la incapacidad del ejército alemán en capturar Moscú antes del invierno. Esto es parcialmente cierto pero hay muchas razones más.

Entre ellas:

La inmensidad del territorio ruso y su enorme población. La unión Soviética tenía una población de 170 millones de individuos al inicio de la guerra mientras los alemanes tenían una población de tan solo 70 millones de personas. Esto se tradujo que en el campo de batalla que por cada millón de soldados que podía mover Hitler, Stalin podía mover 3 millones.

Por cada división que perdían los rusos podían armas dos “fácilmente”.

La otra ventaja que tenían los rusos es la inmensidad de su territorio, era tan grande que a pesar de que el ejército alemán avanzo miles de kilómetros apenas había ocupa menos de un cuarto del territorio. Claro, cabe decir, que la mayoría de la población rusa estaba en el occidente del país, la parte invadida por los alemanes, pero igual rusos tenían margen de retroceder todo lo necesario. Y eso hicieron los rusos.

Con esto mente viene el siguiente punto: La incapacidad de los alemanes de dañar la industria soviética.

Hecho curioso, los alemanes habían diseñado una clase de bombarderos de largo alcance para poder hacer ataques aéreos los montes Urales y Siberia. Nunca llego a producirse. La fuerza aérea alemana no tenía capacidad de llegar a lo profundo del territorio ruso. Esto significo que desde el comienzo de la invasión las industrias rusas evacuadas o que ya estaban más allá de los montes Urales estaban libres de peligro.

Entre las enormes distancias se encontraba el problema de la logística. Desde la misma invasión la capacidad del ejército alemán de recibir suministros, refuerzos, etc. fueron desastrosos. Las mayorías de autopistas y carreteras dentro de Rusia apenas estaban pavimentadas y los sistemas de rieles no eran los mismos estándares que los de Europa.

Por esas razones todos los camiones con suministros frecuentemente se estancaban en lodo y tenían que recurrir a la tracción con mulas. Y reconvertir el sistema de transporte de rieles ruso al estándar europeo fuera una tarea titánica que le quitaba recursos y tiempo al avance alemán.

Claro entre otras razones estaba el sentido de superioridad que tenían los alemanes respecto a los rusos. Que condujo al error de subestimar totalmente los rusos. Toda la información que tenían los alemanes sobre la Unión Soviética era extremadamente pobre y para nada objetiva. En los primeros seis meses de la invasión alemana, la Wehrmacht había atacado, destruido y hecho retroceder tantas divisiones rusas que había muchas que no sabían que existían previamente.

Tampoco estimaron el número de soldados que podían mover los rusos, según los cálculos los rusos movieron tres veces más hombres de lo que la inteligencia alemana había supuesto en un principio.

Sumado a la desproporciona de fuerzas los alemanes cometieron el error garrafal de “alienar” posibles aliados. Implementaron una política de ocupación terrible en los países bálticos, en Ucrania y Bielorrusia. No supieron aprovechar la oportunidad de oro que las poblaciones de estos países fueran recibidos como “liberadores”. Los gobiernos locales estaban dispuestos ayudarlos con tal de liberarse de los rusos que estaban dispuestos a someterse a Alemania a cambio de cierta autonomía.

En cambio, los alemanes se enfocaron en hacer tantas matanzas y políticas de hambre, para lograr su objetivo de exterminar los eslavos, estas poblaciones volvieron apoyar a los rusos por considerarlos el mal menor. Esta política fue caldo de cultivo que incentivo a los movimientos partisanos por todo el este de Europa.

Hablando de políticas erróneas, Hitler intervino en cada decisión estratégica durante la guerra haciendo imposible la vida de los generales alemanes. Fue su idea atacar Stanligrado y mantener sitiada la ciudad por tanto tiempo y se negó retirar las tropas cuando sus generales se lo pidieron. Fue su idea la batalla de Kursk, la cual, nuevamente sus generales le dijeron que no ordenara esa ofensiva ya que los rusos estaban preparados para recibir el ataque.

Entre los errores estratégicos también vino por su sentido de superioridad, los alemanes se prepararon para una guerra corta de 8 meses. No se esperaban que la “Operación Barbarossa” fallara como lo hizo. La industria alemana no tenía la capacidad para crear y distribuir todos los suministros necesarios para mantener el ejército alemán en Rusia. Para complicar la situación, muchos instructores de vuelo, de tanques y artillería que entrenaban tropas en Alemania fueron convocados para la invasión para dar golpes decisivos a los rusos y después volver. El asunto es que muchos no volvieron, reduciendo la capacidad de los alemanes de entrenar tropas profesionales.

Quizás uno de los puntos más importantes que tomo por sorpresa a los alemanes: La determinación del pueblo ruso, no solo el ejército ruso sino también los civiles lo dieron todo por la defensa de la Unión Soviética. Los obreros rusos jamás fueron tan productivos como lo fueron durante la guerra. Los soldados rojos fueron realmente valientes y aprovechan absolutamente todo para causarles problemas a los alemanes, a pesar, de su falta de entrenamiento, liderazgo o recursos. Los soviéticos en ningún momento perdieron su valentía a pesar de las enormes derrotas de 1941. Todo ciudadano ruso tenía solo un propósito: derrotar a los alemanes.

Conclusión

El fracaso de la invasión alemana se debió a que los alemanes no tenían suficiente de todo. No tenían suficientes tanques, aviones, hombres, camiones, etc. El ejército alemán estaba bien entrenado, bien armado y con un buen liderazgo pero no en las suficientes cantidades necesarias para conquistar Rusia.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Phillipe Riverot’s story.