Novatos en Google Sprint

Resolviendo problemas de un modo efectivo y rápido

Durante la primera semana de mi bootcamp en Ironhack tuve la oportunidad de verme inmersa en un Google Sprint. Me gustaría compartir con vosotros mis vivencias y aprendizajes.

Es un método para identificar problemas y aportar soluciones en momentos críticos dentro de la vida de un producto. Dura sólo cinco días y nos permite ahorrar tiempo poniendo siempre al usuario en el centro del proyecto. Podéis profundizar en la metodología en el libro de Jake Knapp.


Antes de comenzar Google Sprint

Lo primero es tener claro el objetivo para nunca perderlo de vista durante el proceso. Es muy fácil desviarse y acabar añadiendo nuevas metas. Os aconsejo que lo dejéis escrito y a la vista en el lugar donde trabajéis los cinco días.

También hay que tener la información necesaria preparada (en nuestro caso son estadísticas y entrevistas a usuarios). Como subrayó en Campus Madrid Marta Rey-Babarro, co-founder of the Design Sprint Academy, a veces se necesitan varias semanas para poder preparar un Sprint.

Lo mejor es que el grupo esté formado por 7 personas de departamentos diferentes. De este modo tendrás diferentes análisis y 7 fuentes de información que enriquecerán el proceso. Es totalmente recomendable que el CEO sea una de ellas, así también tomará parte de las decisiones que se tomen durante esta semana.

Os recomiendo contar con la ayuda de un Sprint Master para que os guíe durante el proceso. Puede parecer sencillo pero de este modo reconducirá al equipo al objetivo de cada ejercicio siempre que sea necesario. En nuestro caso contamos con la ayuda de Joe Lozano quien nos ayudó a profundizar y a entender para que sirve cada parte del Sprint.

Empieza Google Sprint

En nuestro caso nos encontramos con una web de venta de cajas personalizadas con flores, que sufre de una tasa de abandono alta.

El objetivo en este caso es conseguir una experiencia de compra simple, fresca y divertida al igual que las flores.

En primer lugar tenemos que analizar todo lo existente para acercarnos al usuario, que siempre es el centro de atención. Examinando el proceso de compra, donde se atascan los usuarios y los datos anteriores nos hacemos las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo es el producto final?
  • ¿Cúal es la opinión de los otros usuarios?
  • ¿Qué le diferencia de la competencia?
  • ¿Puedo personalizar y visualizar el producto?
  • ¿Es fácil comprar en esta web?

A estas preguntas llegamos mediante el consenso de todo el equipo pero las formulamos individualmente. De esta manera cada uno puede sacar sus conclusiones y el resultado final es más enriquecedor.

Es hora de visualizar el recorrido de nuestro cliente hacia nuestros objetivos. Para conseguirlo lo plasmamos en un mapa.

Señalamos en el mapa cuáles son los lugares donde creemos que el usuario encuentra problemas, denominados paint points.

¿Cómo podemos solucionarlos? Este es nuestro siguiente paso: HMW (How might we…?)

  • ¿Cómo podemos transmitir su olor y frescor on-line?
  • ¿Cómo podemos hacer más sencillo el proceso de pago y envío?
  • ¿Cómo podemos mostrar el producto personalizado?

Volvemos al trabajo sabiendo lo que tenemos que resolver.

Seguro que nos sirve lo que ya funciona en otros productos. Por eso cada miembro del grupo busca otras webs que aporten soluciones a nuestros problemas. A esto lo llamamos Lighting Demo. Uno de las propuestas que más triunfo fue la customización del producto en la web de Nike.

Mientras la búsqueda se hace de manera individual, la puesta en común se hace de un modo determinado: cada miembro del grupo dispone de 3 minutos de exposición. Así podemos centrarnos en la parte importante de cada caso mientras un miembro del grupo representa gráficamente las ideas expuestas.

Exposición de las ideas encontradas en otras webs

El objetivo de este día es la divergencia (cuantas más ideas, mejores resultados). Puede que alguna pensemos que no sea válida, pero nunca se sabe. Forzar a nuestra mente a dar diferentes soluciones a nuestros problemas nos aportará más información de la que teníamos anteriormente.

A continuación cada persona escogemos una parte del proyecto y la desarrollamos en profundidad con ejercicios como mapa de ideas o crazy 8 (8 minutos y 8 planteamientos diferentes para un mismo objetivo). Desarrollamos la home, la ayuda al usuario, la personalización del producto, el proceso de pago y envío.

Partimos de las ideas del día anterior, pero hoy nos toca concretar. Hay que escoger las que ayudan a conseguir el objetivo de negocio.

En el último ejercicio de ayer desarrollamos una de las ideas de nuestro crazy 8 en tres fases. Hoy es hora de valorar todas ellas y quedarnos con las mejores. Para ello seguimos un proceso:

  • Museo de arte - Colgamos todas las ideas en la pared.
  • Mapa de calor - Votamos las que nos gustan en silencio.
  • Critica veloz - Una de las personas del grupo, el facilitador, tiene 3 minutos para exponer cada idea, otro miembro, el escriba, plasma lo explicado y puede añadir información complementaria. Al terminar la persona que desarrollo la idea puede aclarar los puntos que considere oportuno.
  • Straw Poll (Votación final) - Tenemos 10 minutos para votar la que consideramos la mejor idea. Este proceso se realiza en silencio.
  • Super voto - Nuestro Sprint Master decide qué 3 ideas se prototiparán.

Ahora volvemos a conectar con nuestros usuarios y averiguamos lo que provoca que entren a nuestra web e interactúen con los procesos que desarrollaremos. Mediante un “cómic” de 15 casillas vemos los pasos del cliente (tres de las viñetas pertenecen a los procesos que desarrollaremos).

En nuestro Storyboard vemos cómo es el proceso de Jose Antonio para regalar flores a su mujer.

Pero ¿de qué nos sirve todo este proceso de investigación y creatividad si no podemos ver si soluciona nuestros problemas?

Para ello es necesario crear un prototipo, es decir, un producto que se parezca lo máximo posible a la realidad para poder testearlo con usuarios. Pero al ser un proceso rápido no tenemos que esforzarnos en una versión final, ni enamorarnos del diseño.

Como en anteriores ejercicios, la metodología Google Sprint tiene las tareas divididas de manera individual. En nuestro caso contamos con:

  • Escritora: redacta el copy del prototipo.
  • Dos recolectores de material: seleccionan la tipografía, iconos y fotos del proyecto.
  • Dos makers: realizan un prototipo de las 3 ideas (en nuestro caso con Keynote).
  • Entrevistadora: prepara el guion de la entrevista para el testeo del prototipo.
  • Grapadora: encargada de coordinar el equipo y que todo el desarrollo tenga coherencia entre si. En caso necesario ayudará a los makers.

Finalizamos el día con un MVP (Producto Mínimo Viable) para poder testear con nuestros usuarios.

Hoy es el día de comprobar si nuestro prototipo resuelve nuestro problema y es capaz de alcanzar nuestro objetivo.

Para comprobarlo hay que testearlo con potenciales usuarios, seleccionados previamente. Lo recomendable son 5 personas.

El proceso de testeo podríamos dividirlo en tres partes:

  • Bienvenida y explicación: recibimos al entrevistado y le preparamos para la prueba. Es esencial que le quede claro porque está allí y que no le evaluamos a él sino al producto que está probando. Le pediremos que exprese sus sentimientos mientras realiza el test.
  • Test: en esta parte explicamos al usuario el proyecto y la meta a la que debe llegar. No debemos molestarle, aunque siempre podremos resolver sus dudas sin intervenir en la interacción con el producto.
  • Entrevista y despedida: es hora de preguntarle por el producto. Desde los sentimientos que le aporta, cómo definiría la experiencia, si se ha sentido perdido, etc. Es una oportunidad única para conocer lo máximo que podamos. Recuerda no coaccionar al entrevistado con preguntas concretas como: ¿es aburrido?, ¿te resulta rápido?. Mientras más abiertas sean nuestra preguntas mejor. Para entender sus respuestas pregúntale por qué, es la varita mágica que destapará muchos secretos.

Toda esta labor la lleva una persona del equipo, designada el día anterior. El resto de componentes se encuentra en una habitación desde donde podrán observar las reacciones de cada usuario mientras interactua con el prototipo y responde a las preguntas. Lo ideal es grabar el flujo del usuario en la pantalla y sus gestos durante el proceso.

El equipo tomará notas que irá clasificando por entrevistado y proceso. Los colores de los post-it identificarán positivo, negativo y otros. Así su clasificación se hace a simple vista. No te asustes si hay mucho feedback negativo. Recuerda que te servirá para mejorar y ofrecer un producto más acorde a las necesidades del usuario.

Estos datos se clasificarán y nos servirán para ir avanzando con nuestro MPV.

En nuestro caso hemos solucionado alguno de los problemas pero quedarían otros:

  • Ofrecer más información al usuario al confirmar el pedido.
  • Mantener la customización al moverte en el proceso o ir a la sección de ayuda.
  • Nombrar en que consiste cada paso del wizzard.
  • Informar del precio en todo momento.
  • Ofrecer más opciones a la hora de enviar.
  • Eliminar la opción de pago en metálico.

Conclusiones finales

Google Sprint ofrece siempre resultados, quizás no los que desea el equipo… Podemos estar analizando la viabilidad de sacar un nuevo producto al mercado y darnos cuenta que el consumidor no lo necesita; pero en ese caso, es mejor ser conscientes a tiempo y no haber perdido dinero en su desarrollo completo y todo el proceso de venta.

¿Por qué? Esta pregunta no sólo te sirve para obtener información de los sentimientos del usuario, sino también para descubrir cualquier pequeño cambio y su posible implicación en la mejora del proyecto.

Exponer las ideas de los demás es un reto.Tener que defender las ideas de los demás te sirve para analizar más en detalle, pero también para identificar tus propios errores. Si tu compañero no es capaz de explicar tu propuesta o no ha entendido bien el objetivo de la misma, es que tu planteamiento es erróneo y tienes que revisarlo.

Muchos de los ejercicios están sujetos a un tiempo determinado. En un primer momento esto genera “ansiedad”, pero esa misma ansiedad se convierte en creatividad al ir contrarreloj.

Todo el mundo es creativo y aprende durante el proceso. El estar inmersos en nuestro día a día nos hace perder la perspectiva y ser críticos con el producto con el que trabajamos. Google Sprint demuestra que todos los perfiles son válidos y aportarán valor durante el proceso.

Además he aprendido de grandes profesionales: Iris Villegas Da Ros; Alvaro Rodriguez Rey; C A R M E N H; Francia Duque; Susana Cabrera; Laura Lopez Rabadan. Ha sido un placer compartir con ellos estos cinco días llenos de grandes momentos de divergencia y convergencia.

El maravilloso equipo