Cambio de Era: Para financiar la Regeneración hay que aprender a Amar como la Tierra nos ha Amado.

Laura Ortiz Montemayor
Oct 18 · 7 min read

Esta carta la escribí inspirada para el evento de 50 años de Solidaridad Network en Ciudad de México. Solidaridad Network empezó la certificación de comercio justo hace más de 30 años en Oaxaca y ha evolucionado más allá de las certificaciones de sustentabilidad. La audiencia de la sala incluía gente del campo, personas de corporativos, de gobierno, de Africa, Asía, Latinoamérica y Europa.

foto tomada por la autora en Alternare A.C. en 2015

Yo soy Laura, yo era por algunos años banquera, manejaba fondos e inversiones de tesorerías corporativas, tesorerías de gobierno y otros años inversiones de familias de alto patrimonio. Yo no conocía realmente el funcionamiento del campo, ni los ciclos de la tierra; nunca había metido mis dedos en la tierra para revisar la humedad, y nunca había olido el aroma de una zanahoria recién cosechada, nunca había escuchado la sabiduría de una campesina, ni sabía cuánto crecía un árbol si no lo cortas. En mi época de banquera Yo no sabía de abundancia compartida, yo solo conocía de la economía basada en la escasez, Yo en vez de saber manejar el agua y el tejido de la vida sobre la tierra, sólo sabía usar el excel. Así me enseñaron en la universidad tecnocéntrica en la que estudié y en la que buscábamos salir con sueldos altos para vender nuestro tiempo profesional al mejor postor para sentirnos eternamente insatisfechos y siempre anhelar más porque no conocíamos el concepto de Suficiente. Este mundo en el que me educaron ciertamente ha creado empleos, ciertamente ha incrementado el tamaño de la economía pero la relación entre este “desarrollo” y el bienestar o la felicidad o el bien común tiene muchísima distancia de por medio. A mi me parece que más bien ya no van en el mismo rumbo si no que van en direcciones opuestas. Por eso cuando estaba preparando lo que vengo a decirles hoy tuve que consultar a la sabiduría del campo: a las campesinas y los campesinos. Ellos me han enseñado a evolucionar de mi cerebro máquina a cultivar un cerebro de jardín.

Desde 2014 renuncié al banco y decidí que mi misión de vida es hacer que el capital le sirva a la humanidad y a los sistemas que dan vida y no permitir que el capital los gobierne. ¿Cómo poner el capital al servicio de la vida? solo escuchando campesinos, pescadores, forestales y comunidades que han sido desde siempre los guardianes de la vida, o sea de la biodiversidad, realmente podría empezar a entender a penas el principio de esta misión. Así que lo que les voy a contar viene de algunos años de lo que he escuchado de los campesinos . y dice así:

Tierra fértil llena de carbono versus tierra degradada carente de vida. Foto de 2040Film y Agricultura Regenerativa

Nosotros somos socios de la tierra. Todos y cada una de nosotros (tú y yo). La tierra fértil es lo que nos alimenta a todos: somos hijos de la tierra no dueños de la tierra. ¿Qué queremos nosotros? La foto de nuestra cara en su producto? NO! Queremos que un día nos permitan a nosotros darles también capacitación y asistencia técnica a los corporativos y a los gobiernos. Siempre son ellos quienes vienen a enseñarnos cómo debemos producir, cuánto, para quién y con qué. Yo les quiero ir a enseñar a ellos que la tierra tiene límites aunque su ambición no los tenga. Yo les quiero enseñar como se ve la tierra cuando es fértil y lo fácil que es reconocer cuando estás dejándola estéril por no nutrirla con todos sus seres vivos, lombrices, pájaros, caracoles, hierba, hongos y toda su red de abundancia. Pero ellos quieren reducir toda la red de la vida a un producto controlable, empacado en plástico para que todos los basureros del mundo tengan el nombre de su marca e inundar los mares con sus empaques para recordarle a las generaciones futuras quién lo hizo. “Commodity” le llaman al fruto de nuestro trabajo y sudor; reducen la vida a un producto carente de aroma, ¿qué van a saber ellos lo que se pierden? y lo que le causan de daño irreversible y pérdida al ecosistema? Les tenemos que dar los campesinos capacitación a los corporativos porque ellos solo han sido educados para acumular y para venir a imponer, nosotros les podríamos enseñar a reproducir vida en vez de reproducir capital. Ellos piensan que nos han desarrollado a nosotros, que nos han “apoyado”. NO SE DAN CUENTA! Nosotros somos los que los hemos hecho multimillonarios a ellos. Si mañana no hay café, azúcar, fruta, o granos sus imperios se esfuman, sin embargo nosotros no estamos en la nómina de sus empresas. En sus nóminas con todos los beneficios y los seguros están todos los de mercadotecnia y finanzas. Nosotros los que producimos sus productos estrella, corremos con todo el riesgo de la tierra, del veneno que nos recomiendan usar, todo eso es sobre nuestra piel porque para ellos no es negocio tenernos dentro de su casa porque afectamos su estado financiero, mejor nos dejan fuera. Pero el mundo es pequeñito y lo que nos toque a nosotros también les va a tocar a ellos. Si nos permiten capacitarlos les podemos demostrar que la tierra nos puede dar todo en abundancia para que seamos autosuficientes, libres y felices. Dejar de buscar todos los insumos fuera de nuestras tierras para crearlos dentro. La deuda, no siempre nos ha funcionado bien, preferimos tierra fértil, la libertad y que todos paguemos nuestras deudas ecológicas. Busquemos todos entender el equilibrio para librarnos de las cadenas de la insatisfacción de siempre querer más. Pensando con el corazón y sintiendo con la cabeza llegamos a la armonía con la naturaleza porque somos naturaleza. Hay tanto que enseñarles de la felicidad, del canto del río, de una ópera de grillos, de no necesitar pantallas cuando tienes las estrellas, de que las personas solo necesitamos el aire limpio, el agua limpia y la tierra fértil nomás con eso tenemos todo para vivir, amar y servir. Evolucionemos de pensar que la agricultura es un sector y que es viable industrializarla. La agricultura no es un sector, es un eje transversal de vida que nos toca a todos por lo menos 3 veces al dia. Seamos todos socios entre nosotros y socios de la tierra, pero socios de verdad compartiendo riesgos y abundancias para todos.

Esas fueron palabras parafraseando a los campesinos, y ahora les ofrezco mis palabras de ex-banquera en recuperación como reflexión: Para construir una economía viva dentro de una que se está muriendo tenemos que entender las finanzas con nuevos ojos. ¿Cómo vamos a diseñar el financiamiento de un modelo del campo desde un escritorio donde no te quema el sol la cara? Es inconcebible financiar lo que no se comprende, lo que no se respira. ¿Por Qué es un cambio de era? porque ya tocamos los límites de la biósfera, hemos violado todos los techos ecológicos sin ni siquiera cubrir las necesidades básicas del ser humano. Este año llegaron a 63 grados centígrados en Kuwait. Se derritieron carros. Tu dime qué vida nos espera a nosotros, a nuestros hijos? Estamos en un cambio de era donde el modelo extractivo de crecimiento infinito ya se nos revirtió. Tomamos por sentado las cosas más necesarias para nuestra existencia como el aire limpio, el agua limpia, la tierra fértil y la temperatura. Somos como el pez que pregunta ¿Cuál Agua? pues estamos tan inmersos en la abundancia de la naturaleza que la damos por hecho. Para que el capital sea regenerativo tenemos que empezar por ecosistemas sanos, que producen comida sana y por consecuencia sus habitantes están sanos. Sistemas de financiamiento que distribuyen por diseño en vez de acumular por diseño. que logran resiliencia, adaptación al cambio climático, regeneración de la tierra, y biodiversidad. La biodiversidad es un imperativo de cualquier inversión de impacto social y ambiental, pues si perdemos la batalla de la biodiversidad perdemos todas las batallas. La vida no debería ser una inversión opcional. El financiamiento regenerativo debe estar diseñado de acuerdo a los tiempos de los ciclos productivos, no a los tiempos del calendario del excel, debe estar en los tamaños suficientes que permiten abundancia para todos, no en la expectativa del rendimiento extractivo y la industrializaciòn masiva.

En la era anterior queríamos cambiar a los productores, a sus prácticas, a sus productos, a sus capacidades. En la nueva era cambiemos nosotros, los del escritorio. Cuando una relación de pareja funciona en amor es porque ambos enamorados se encuentran en un punto intermedio. Nos toca evolucionar a nosotros. Nos toca aprender a amar la vida y a amar la tierra que nos ha dado todo: belleza, sustento, sombra, alimento. El punto al que hemos llegado hoy es el más desigual de la historia, el más contaminado, el más caliente y el más extraído. Nos toca hacer una transformación radical a la altura de las circunstancias, no podemos aceptar nada menos que una inversión basada en el amor a la vida. Porque solo así el cambio que hoy es tan urgente, se volverá absolutamente inevitable!

Solidaridad Newsletter SistemaB SVX Mexico Michaelyn Baur

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade