COMPARTIENDO CONOCIMIENTOS

Habia una vez un grupo de chicos que querían iniciar una nueva empresa, se pusieron de acuerdo y lograron conformar una sociedad limitada, en donde cada uno de ellos aportaba cierta cantidad de dinero bien fuera en especie o en inversión. La empresa era una dulcería, comercializaban todo tipo de dulces.

La empresa funciono muy bien todo el tiempo, las ventas eran de ensueño, todo iba muy bien, pero de repente surgió un problema, había que hacer la contabilidad del mes y no sabían cómo hacer un inventario, así que fueron en busca del dueño de una multinacional para que les pudiera enseñar, pero él no era quien hacia este proceso, por esta razón les ayudo a contactar al contador de su empresa.

El contador con gusto fue a su auxilio, y les explico la importancia de llevar el control de sus inventarios, diciéndoles que gracias a estos se pueden conocer los costos de ventas, la mercancía disponible para la venta y ayuda a determinar la utilidad que se obtiene en el periodo. El contador les explico que como la empresa se dedica a la comercialización de alimentos deben manejar el inventario permanente PEPS, primeros en entrar, primeros en salir, ya que como son alimentos perecederos, se deben vender primero los que tienen las fechas de vencimiento más cercanas de lo contrario los dulces se vencerían y tendrían perdidas en el periodo.

Los chicos prestaron total atención a todo lo que el contador les enseño y pudieron llegar a la empresa a hacer su inventario, el contador decidió acompañarlos para poder ayudarles la primera vez, de esta manera no habría errores. Los chicos aprendieron a elaborar sus inventarios y con ellos pudieron llevar bien su control de los recursos.

Ahora esta es una empresa multinacional obviamente con gran reconocimiento, los chicos se dedicaron a enseñar a pequeñas empresas a como se deben realizar correctamente los inventarios y la contabilidad como tal, siendo muy queridos y aceptados por toda la sociedad. Ahora estos chicos son grandes empresarios que a partir de su experiencia le enseñan a los demás empresarios a progresar más y más.

Fin

Laforeromonal.edu.co

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.