4 cosas que debes preguntarte antes de migrar… A cualquier país

Migrar no es fácil, pero la verdad es que con un poco de planificación se te hará mucho más llevadero. Esta es la tercera vez que intento migrar, y la primera vez que me voy con un plan. Así que te dejaré 4 preguntas que debes hacerte antes de tomar la decisión, estas basadas en mis experiencias anteriores.

1. Decide al regreso, no durante las vacaciones. En 2010 me fui a Buenos Aires, una de mis amigas se acababa de mudar, yo renuncié a mi trabajo, andaba en una onda de “no sé qué quiero hacer con mi vida”, así que con 1200 dólares me fui. Tenía casa, “comida” y no mucho de qué preocuparme. Me pasé un mes y medio dando vueltas por las calles, haciendo nada, diciendo “esta ciudad me encanta”. Estuve a punto de quedarme, pero no tenía papeles, ni proyectos. NADA. Me regresé a Venezuela y comencé a preguntarme ¿de verdad me gustaba tanto Buenos Aires o era la sensación de estar de vacaciones? Durante las vacaciones todas, TODAS las ciudades son hermosas. Pero cuando te mudas, todo cambia. Como dice Emilio Lovera.

2. Ten un plan real y concreto. El día que decidí irme a Uruguay, en 2013, estaba cansada de todo lo que pasaba en Venezuela, así que decidí que me iría al lugar al que había ido de vacaciones. Ahí tenía un amigo, tenía una universidad que no era cara y tenía un año electoral (me fui en 2014 y ese año había elecciones presidenciales). Sin embargo, nunca terminé de estar en Uruguay porque nunca terminé de irme de Venezuela. Antes de comprar el pasaje: revisa cómo es tu campo laboral en ese país, cuáles son las oportunidades, qué papeles necesitas, cuánto tiempo toma. No te vayas tan de “aventurero”, planifica algo real y concreto, con tiempos. Ah, usa LinkedIn como herramienta para buscar trabajo, funciona.

3. Métete en la página de extranjería. En abril de este año viajé a El Salvador, mientras esperaba en Avianca para que me sellaran el boleto, vi como una muchacha lloraba porque le decían: no te puedo sellar el boleto, si viajas a Chile por más de seis meses necesitas visa, te van a devolver. Su respuesta fue: nadie me dijo nada. Pero ¿alguien tenía que decirle algo? No. Si decides irte del país, debes revisar la página de extranjería del país al que te vas. Tienes que saber qué necesitas, qué te van a pedir, cuánto tiempo toman ciertos trámites, a cuál tipo de visa puedes aplicar. Aunque no necesites visa para entrar a muchos países, para quedarte a vivir ahí sí; y eso aplica a la mayoría de los países del mundo, por no decir todos.

4. Presupuesto, presupuesto, presupuesto. Sí, nunca vamos a tener todo el dinero que necesitamos para migrar, pero debes tener una idea de cuánto vas a necesitar al principio, cuánto vas a gastar, cuál es el sueldo que necesitas para “lo básico”. Yo estoy ahora en Chile y aunque la planificación financiera JAMÁS fue mi fuerte, aquí tengo una tabla de Excel que tiene los gastos básicos y cuál es el salario que debo ganar para mantenerme. Sé muy bien cuánto dinero tengo permitido semanalmente, cuánto podré ahorrar una vez que me mude y hasta calculo cuánto gastaré en pasaje en un mes. Sí, es importante tenerlo claro. Métete en grupos de extranjeros, busca en internet, pregúntale a amigos que viven en ese país al que te quieres ir.

Por último, una vez que estés en ese país al que decidiste mudarte: súmate a su cultura. No te digo que olvides tus raíces o que hables como hablan ellos; te digo que te mezcles, aprende sus palabras, sus comidas, sus tradiciones. Eso hará tu experiencia migratoria mucho más sencilla y divertida.