¿Pueden mejorar la democracia las tecnologías sociales?

Las tecnologías sociales pueden mejorar la democracia aunque al mismo tiempo también pueden ser un riesgo. Favorece la democracia pues amplía la posibilidad de una sociedad de informarse y opinar sobre temas que son relevantes para la opinión pública pero esa misma virtud puede convertirse también en un gran riesgo.

Permite que los ciudadanos sean más activos en el seguimiento y control de las acciones de sus líderes políticos. Además favorece la creación de comunidades con ideas y fines comunes que pueden lograr una mayor repercusión sobre un tema específico. En pocas palabras brinda una herramienta de control y protesta al tiempo que amplía las posibilidades de asociación entre la sociedad civil.

Por otra parte, la gran cantidad de información que puede ser encontrada sobre un mismo tema en el mundo digital hace cada vez más difícil que se puede discernir entre lo que es verdad y lo que no. Esto es un gran riesgo para la democracia pues presupone una permanente desconfianza en nuestras instituciones, líderes y del sistema en general.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.