Estrés

No hay mayor estrés que el que no se cuenta, el que no se ve, el que “no existe”. El estrés, la incomodidad, está ya en todas partes, en todo momento, y es tan así que ya no hay incoformidad, no sabemos estar inconformes.

No se confunda, que para estar inconformes no basta expresarlo con enojo y gritos, no. Todo lo contrario: estar inconforme es pensar, cuestionar, estar siempre con la duda en la boca. Inconforme es estar pensando el qué está mal, y evaluar nuestra situación actual. Porque inconformidad no hay, solo un perpetuo estado de estrés.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated la_trolere’s story.