´Tallica

Después de una larga y ansiosa espera terminé de nueva cuenta en el backstage del show de Metallica y mi boleto fue usado por mi hermano el que nunca va a conciertos, pero el cuál me dio gusto compartir lo que más disfruto en la vida.

Es bien sabido que la banda está en una zona de confort en la cual los fans de cepa reciben migajas mientras los fans de ocasión, la abrumadora mayoría, disfrutan de escuchar las mismas canciones de siempre, es por esto que me quedaré con las ganas de escuchar Ain’t My Bitch, The God That Failed, Lepper Messiah…etc etc etc…

Amé el hecho de que Robert Trujillo tocara To Live Is To Die y (Anesthesia) Pulling Teeth en honor a Cliff Burton.

Metallica atrae al público menos metalero, la brecha generacional se contrae (¿o se expande?) cuando los papás ahora llevan a sus hijos, y tal vez “no es para tanto” para un pendejo con chamarrita de moda que dice México is the Shit que prefiere molestar a alguien que está disfrutando el concierto en vez de aprender a dejar de ser un pinchehipster de mierda.

Digo que eventualmente Metallica se ha convertido en el U2 del metal por tanta parafernalia a su alrededor, pero se agradece el hecho de que sigan tocando bastante preciso y brutal, los reto a que me mencionen a otra banda que tenga un tunning room y toque por 45 minutos antes de salir a ofrecer un show de casi 2 horas.

La verdad es que nunca es suficiente Metallica, no sé cuándo o si volverán, pero verlos siempre es una grata experiencia, el desfogue perfecto y la euforia dura bastante.

Like what you read? Give Fraktal a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.