Catarata de emociones

Esto empezó con una noche de insomnio.

En realidad, empezó bastante antes pero vamos por partes.

Hay tantas cosas que se me ocurren sobre el partido.

Me gusta Sampaoli.

Me gusta la idea de rodear bien a Messi para aprovechar al mejor del mundo.

Me gusta la idea del doble 5 con Banega, para que el no tenga que bajar. Creo que el fútbol de hoy necesita jugadores completos, versátiles. El jugador que hace goles nomás no sirve. El que defiende nomás no sirve. Y desde ese punto es un jugador completo.

Creo que tuvo errores partido a partido, y también creo que los fue corrigiendo.

Contra Uruguay Banega no estaba, nos faltó un jugador 60 minutos porque se equivocó con Acuña por derecha, y los últimos 15 a no ir a ganarlo.

Contra Venezuela fuimos una máquina de generar oportunidades, armó una línea de 3 debido a que no tiene laterales, o sea, nos faltaba un jugador en la salida al tirarse el libero para atrás, y fallaron en la coordinación en una jugada porque los jugadores no están acostumbrados a eso.

Contra Perú lo corrigió, metió línea de 4, nos plantearon un buen partido con las marcas muy encima, y la pifió con Di María por derecha, se avivó a los 45. Generamos más, contra un equipo mejor, pero nos faltó el puntapié final.

Partido a partido la selección mejora, se van probando cosas y algunas suman, otras se corrigen.

Pero hay algunas cosas que me preocupan.

Por un lado reconoce la importancia de sacarlos de contexto, “volver al fútbol que jugaban en la infancia, como si fuesen niños”, para desbloquearlos mentalmente. Aunque no creo que sea suficiente, y por más que se lo plantearon 2 veces en la conferencia de prensa del psicólogo deportivo, no lo reconoce.

Y por otro lado transmite mucho nerviosismo desde el banco. Ese nerviosismo le juega en contra a él y al equipo.

Hubieron muchas jugadas mano a mano donde se ve claramente el bloqueo. Nunca piensan en pegar media vuelta, en frenar la pelota y ver a quien se la pueden pasar, están muy obsesionados con el gol y se paralizan.

Creo que nos vendría bien un tipo que sepa meter pelotazos, ese pase largo por arriba que no te fuerce a tener que pasarte a todos los volantes y defensores, un extremo que desborda, un pelotazo al 9 al punto del penal, creo que es un recurso que hoy no estamos aprovechando y nos vuelve algo predecibles en la gambeta y el pase. Entonces le damos la posibilidad a Perú de que nos marque hombre a hombre y no nos deje mover.

Pero no sé si tenemos a alguien que pueda hacer eso. El tipo que pueda meter pases como el de Gago a Rigoni que le cobraron offside por centímetros y era bajársela a Benedetto para que la empuje.

Encima Perú no jugó a atacarnos, y estábamos bien parados en el fondo. Si no te sale, sabés que la recuperás rápido, y volvés a probar, en lugar de tratar de pasar a través de 10 tipos amontonados.

Pero, ¿te puede jugar en contra? ¿desmotiva llegar y no concretar? ¿motiva al rival ver que no te pueden llegar?

En fútbol sintético pasa mucho que al que arranca ganando por afano le terminan dando vuelta el partido, quizá cansancio, quizá el exceso de confianza y la motivación que genera en el rival, si, puede generar motivación ir perdiendo en querer salir a buscarlo, como te puede hundir, vaya uno a saber.

Durante 3 años desligamos al ataque de la defensa. 6 defensores, 4 atacantes. El miedo de la eliminatoria pasada por lo que se repetía incansablemente por los medios “no tenemos buena defensa”, nos hizo sacrificar jugadores que conecten. Dejamos de llegar al área rival, dejamos de hacer goles.

Por eso es importante generar muchas oportunidades, como estos dos partidos. Porque es por medio de acostumbrarse a jugar en el área contraria como creo que va a salir el equipo del desbloqueo. El bloqueo que nos generaron 3 años de no atacar, 3 años que nos hicieron olvidar lo que era pisar el área contraria, 3 años de tirarle toda la responsabilidad a Messi.

Pasamos de criticar a la defensa, a criticar a los delanteros. Que Di María, que Higuaín, que Agüero, que Lavezzi… QUE MESSI! Si, hay gente que llegó a criticar a Messi!! Crease o no.

No fueron los jugadores, fuimos nosotros, fue el periodismo, fueron los técnicos.

35 goles a favor en la eliminatoria pasada, 15 goles en contra.. Nada más? Si, nada más, 15 en contra, y con esos 15 le dimos la fama de mala defensa, que nos llevó a tener un doble 5 defensivo, y laterales que no se manden por miedo.

Hoy tenemos una buena defensa y nos hicieron cuantos? 15!! Si, 15, lo mismo, ni más ni menos.

Necesitamos un equipo, un grupo, un proyecto, humildad para bancar a los jugadores, no descargar nuestros problemas personales con la selección, no generarles miedo, porque ese miedo es el que paraliza.

Básicamente, somos unos fracasados que descargamos nuestra mediocridad con los mejores jugadores del mundo al punto de anularlos.

Pero en definitiva me termino dando cuenta que no vale la pena enojarse. Voy a cambiar algo? Voy a convencer a alguien de que cambie? Claramente no.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.