No, el amor puede esperar, primero serán mis sueños, mi libertad y mis ganas de amarme a mí cada día más.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated María del Carmen León’s story.