Cuatro piezas de diseño para hogares confinados

La “nueva normalidad”. Vete tu a saber lo que va a ser eso. Una cosa tenemos clara: vamos a seguir pasando mucho tiempo en casa, aunque nos muramos por salir. Así que entre tantas predicciones de futuro, yo me quedo con una: crear un entorno agradable y protector frente al problemático mundo exterior, es algo que todos necesitamos.

Aquí van las cuatro piezas de diseño que he seleccionado esta semana para el 7K, suplemento dominical del Diario Gara. Pensadas para todos los gustos, bolsillos y hogares, espero que os sirvan de inspiración para construir nuestro nuevo mundo.

Utilizando dos materiales como son el junco y la cerámica, se crea un juego de positivos y negativos para generar un diálogo actual para su nueva función; albergar pan y queso

BI

Esta pieza de la segunda colección de OHI, el proyecto piloto para repensar el patrimonio mueble vasco desde un punto de vista contemporáneo; está pensada para albergar dos de las cosas más sencillas y buenas del mundo. El queso y el pan.

BI es una quesera y panera que surge de una pieza muy curiosa y poco conocida: la cesta para aventar cereal. Se desconoce el nombre que se daba a este utensilio agrícola, (aunque investigando he descubierto que podría conocerse como “Balay”), pero se conoce bien su utilidad ya que es un instrumento que se ha encontrado en todo el mundo. Diseñada por Pedro Galdón y Basque Ceramic Design, los flejes de castaño entretejidos en su parte central se levantan progresivamente en los costados hacia la parte trasera, dándole su característica forma. Como las antiguas cestas, tiene dos asideros, uno a cada lado que recuerdan el suave movimiento que lo lanzaba el grano o la legumbre hacia arriba para que vaya que el grano cayera mientras que el polvo y otros elementos, más ligeros, se los llevaba el viento.

Float

Sin percha ni nada que lo sujete. Este perchero está inspirado en la magia. Así lo describe su creador, el estudiante coreano Minwook Paeng. Diseñado para enfatizar más la “forma” que los aspectos funcionales, a diferencia de la mayoría de muebles inteligentes, este perchero utiliza el magnetismo y la ilusión óptica, para intentar invertir visualmente las leyes de la física y hacer que nuestras prendas “floten” por arte de magia. Práctico, lo que se dice práctico no es, pero desde luego que la camisa blanca colgada te va a quedar monísima.

Seguro que os suena la icónica silla CH24 Wishbone, pieza clave del diseño nórdico diseñada por el maestro Hans J. Wegner. También conocida como «CH24″ o “Y” por la forma de su respaldo, la Wishbone pertenece a la serie «sillas chinas», ya que Wegner creó esta serie en 1949 inspirándose en retratos de comerciantes daneses que posaban sentados en asientos de la dinastía Ming. Gracias a los antecedentes de Wegner como ebanista y su profundo respeto por la madera y la artesanía, la Wishbone tiene una forma exquisita que le ha permitido seguir siendo un objeto de deseo. Pese a su aparente sencillez, se requieren más de 100 pasos en su fabricación, la mayoría de los cuales tienen que ser llevados a cabo por hábiles artesanos. Sólamente en tejer el asiento se emplean 120 metros de cuerda y se tarda una hora.

Para celebrar el cumpleaños de Wegner, Carl Hansen & Søn ha sacado una edición limitada en azul navy en acabado de alto brillo que rinde homenaje al amor de Wegner por el diseño asiático.

Si queréis una pieza única, este es un buen momento, ya que sólo estará a la venta durante un mes.

Los nuevos motivos de la mesa incluyen el sol, la luna, el arco iris y los anillos.

Estamos separados pero intentamos estar más conectados que nunca. Esta es la idea de base de esta colección, en la que los talentos de dos costas se unen para colaborar. Los protagonistas son la marca de muebles contemporáneos con sede en el sur de California Lawson-Fenning y el artista de cerámica con sede en Brooklyn MQuan. Juntos, han lanzado una nueva colección de mesas auxiliares únicas inspiradas en la iconografía oriental, cada una con una tapa hecha a mano diseñada por MQuan Studio y una base sólida de roble blanco diseñada por Lawson-Fenning.

Los nuevos motivos de la mesa incluyen el sol, la luna, el arco iris y los anillos.

“Todas las imágenes se centraron en las interconexiones de nuestro mundo, algo con lo que todos nos podemos identificar en este momento”, cuentan sus creadores.