Noctiluca

Sin motivo particular, con la barriga contenta, el cuerpo cansado de caminar, con los ojos bien abiertos y una taza de té de siete azahares en el escritorio humeando poquito a poco su calor, junto a unas notas incompletas que intentarán ser algo digno de leerse (whatever that means) cuando decida ponerme a trabajar. Pero mientras…qué bonita es esta noche, la que decidí contemplar así.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Sofía Ángeles’s story.