-
-

Camila, 20 otoños. Concepción, Chile. Abolicionista sin especismo ni pero.