Gracias

Querido 2017, finalmente terminaste, 
no lo tomes a mal pero no he terminado de comprenderte. 
Desde el primer minuto no te entendí,
no entendí porque empezabas así.

Fuiste sombrío en un inicio, 
después te aclaraste y después ya no te entendí.

Lo único que entendí es que tu forma de acompañarme,
fue peculiar,
fue poco común,
de alguna manera, fue inesperada.

Probablemente la palabra odio no sea para describir lo que sentí por ti,
probablemente la palabra aún no la encuentro,
o quizá no tenga que ser una sola para terminar de entenderte,
o quizá nunca la encuentre.

No sé porque fuiste así.

No sé porque fuiste tan volátil.

Tampoco sé porque me hiciste sentir tanto,
y de diferentes formas,
pero lo que sí sé, es que gracias a ti 
llegaron y se quedaron esas almas tan hermosas.
 
Esas almas que, estoy segura, que sin ellas no hubiera sobrevivido a ti.

GRACIAS por dejarlas en mi camino, por llevártelas, por traerlas.

GRACIAS Era, Aline, Monte, César, Karla, Mario, Mercurio, Andrea, mamá, papá y hermano por convertirse en esas almas tan hermosas que llegaron y se quedaron en mi vida y nunca me soltaron.

Que te vaya bien, querido 2017.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.