El síndrome de hiperactividad en mi vida.

Sucede que algunas veces, no bueno, todo el tiempo no puedes estar quieta o quieto, y tu mente trabaja como cuando tienes abiertas 10 diferentes actividades distintas en tu computadora, te pican las manos si no tienes la tableta o el control de la televisión o pensando en algo o bueno en todo. Bueno pues eso es parte de la hiperactividad.

Fui diagnosticada cuando tenía 5 años, Síndrome de Hiperactividad, justo en el jardín de niños. Llamadas de atención constante en clase, y pláticas a diario de la maestra con mi mama, la llevaron a buscar un experto, aunque para ese entonces (1992) el tema no era muy conocido y el primer tratamiento era medicar al paciente, y básicamente bajarle las pilas culminando con el sueño. Dormir al paciente con medicamentos. Pero mis padres, muy inteligente de su parte, decidieron ingresarme a clases extra curriculares: natación, patinaje, karate, pintura, ingles, clases de teatro, computación, y bueno podría seguir. Al parecer por lo que platican mis padres, funcionó aunque cuando mi cuerpo y mi mente sabían por dónde iba el camino, perdía el interés y volvía a mi actitud de perder el interés, siguiente paso: cambiar de clase.

Y así pasó toda mi infancia, que aunque fue hermosa y deseo que mi hija pueda tener la misma felicidad, dejó estragos en mis rutinas. Actualmente estoy casada desde hace año y medio y viviendo con mi esposo desde hace 8 años, tenemos una hermosa bebe de año y medio llamada Luna, te platico esto por qué mi marido tiene ya mucho de conocerme y dice que mis prioridades cambian cada 6 meses así como cuando era niña. Si, cada seis meses mi vida necesita modificarse de alguna manera, de lo contrario entró en un halo de desesperación y hace ya algún tiempo que no sucede pero de depresión también.

Es bastante cómico la manera en que me mira aveces mi esposo, me doy cuenta y responde: «¿De dónde sacas tantas energías?» La verdad es que no lo sé, pero el sentarme en el sillón para ver una película completa es algo que necesita de mucho esfuerzo de mi parte, y sobre todo cerrar todas esas pestañas que tengo abiertas en la pantalla de mi mente para realmente poner atención en lo que pasa en la película es un esfuerzo titánico para mí.

Nunca he tomado medicamento alguno, y nunca lo haré por qué una vez de que estoy haciendo algo que realmente quiero y tengo ganas de hacer, todo fluye sin problemas. Eso sí, soy sumamente sentimental, llorona, el sentimiento de empatía es uno a los que más fluyen en mi, pero nada, procuro que ya nada de eso me haga sufrir. Antes lloraba al ver como una persona vivía en las calles, y me ponía a pensar en todo lo que debió haber pasado en su vida para haber tenido que llegar ahí y de cómo nadie puede ayudarle, donde estará su familia, si tiene hijos, etc,etc. Y la frustración y el sentir por lo que aquella persona estaba pasando me hacía llorar, y por horas. Sip, esa soy yo.

Aún estoy en el camino de enfocar mis prioridades, por qué me cuesta trabajo aún el llegar a tener un solo proyecto en las manos. Y ésta ha sido una muy buena idea: escribir lo que me sucede y ayudar a otras personas que también tengan este padecimiento, así que si alguno de mis textos no tienen ni pies ni cabeza, mil disculpas de antemano.

He pasado por depresiones, abortos espontáneos, tener que cambiar de país inesperadamente, dejar la universidad y con ella el sueño de convertirme en abogada, pérdida de memoria y muchas otras experiencias que he sabido sobrellevar gracias a muchas cosas pero que con el tiempo te iré platicando.

Actualmente tengo en manos tres proyectos. Uno de ellos ya está en camino desde hace tiempo y es mi canal de YouTube: ConnyLuna09 visítalo por favor, en el hago reseñas y muestro mi negocio de Pink Zebra y Perfectly Posh.

Mi segundo proyecto es este: escribir lo que ha sido y es vivir con este síndrome de hiperactividad, y de cómo puedes ser exitoso también con las cosas que quieres y llegas a amar y hacer.

Estoy para escucharte también, déjame tus comentarios y platícame como ha sido tu lucha con este síndrome y como lo has sabido llevar ahora como adulto o si sabes de alguien que lo padezca.

Espero poder platicarte en el siguiente post acerca de la comunidad indigo. ¿Sabes lo que es? Platícame que opinas. Hasta pronto y gracias por leerme.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.