¿A quién le cuentas tus problemas?

Cuando tienes problemas, dolores, es normal que puedas sentir la necesidad de desahogarte, de conversar y poder así drenar un poco el desasosiego que sientes y ¿sabes qué? eso está bien; de hecho, lo que no dejamos salir busca su propia ruta de escape y puede causarnos daño a nivel orgánico bajo la figura de enfermedades.

El punto entonces no es encerrarte en tus problemas, es seleccionar bien con quien te desahogas, ya que a veces estamos tan necesitados de ser escuchados que le contamos todo a el mayor número de personas, lo cual puede ser delicado y frustrante. Te dejo algunas sugerencias:

· Papel y lápiz: Es una estrategia poderosa vaciar por escrito todo lo que sientes, plasmar todo sin ninguna limitación para después quemarlo sintiendo que lo liberas, que lo dejas ir.

· A un terapeuta: tiene las herramientas para apoyarte y sabes que tu confidencialidad está resguardada. Un psicólogo está formado para asistirte, ayudarte en esas situaciones que te agobian y que son normales; de hecho, esa creencia que tienen algunas personas que los psicólogos son para los locos es totalmente errada.

· A un amigo, amiga o familiar de toda tu confianza, con quien te sientas cómodo(a), escuchado(a) y que sepas que te aprecia y que puedes confiar plenamente. Esa persona que sabes que te aprecia y por tanto le va a importar lo que sientes y va a concentrarse en escucharte sin distracciones, sin celular por ejemplo y, que si dado el caso no supiera que aconsejarte o sugerirte, igual te va a hacer sentir que está contigo y le interesa tu bienestar.

A quien no contarle tus problemas:

· A personas con quienes no tienes mucha confianza porque es una suerte de lotería, no sabes si van a resguardar la información que le das

· A gente negativa, frustrada, envidiosa que de seguro no podrán ayudarte y por el contrario pudieran hacer que te sientas peor y llevar lo que le cuentas a nivel de chisme

Muchas veces cuando tenemos problemas y los contamos podemos encontrar que los que no son amigos verdaderos se alejan, eso seguro que lo sabes porque te ha pasado, entonces, ¿por qué reincidir?, ¿por qué sumar un malestar a uno que ya tienes? Busca ayuda, busca consuelo, desahógate pero seleccionando bien con quien lo haces.

Liliana Castiglione Asaro

Psicóloga

Twitter: @Amistadesyamor y @LilianaCasti

Instagram: Liliana_castiglione

Facebook: Amistadesyamor

Correo: admin@amistadesyamor.com

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.