Dique La Quebrada

EL MISTERIO DE LAS VÁLVULAS

Por Liliana Heredia


Existe un túnel que lleva al corazón del paredón del dique, allí se encuentran unas válvulas que tienen la función de desbarre y de nivelar la cota del embalse. Todos nos preguntamos si están operativas o no. Y si estuvieran operativas ¿por qué no se bajó el nivel de La Quebrada antes del 15F?

“Chicas córranse de ahí, han abierto las compuertas del dique de Río Ceballos y se viene una nueva creciente”, nos alertaba una señora a mi hermana y a mí cuando nos acercábamos a un puente de Villa Allende el domingo 15 de febrero por la tarde. Mi hermana se asustó como todos los presentes. Pero no había algo más alejado de la realidad. El dique de nuestra región no tiene compuertas, ni tampoco una “cola de novia” que atrae a tantos turistas al Dique San Roque.

Siguiendo con la lista de lo que no tiene, cuando en marzo le consultamos al intendente Sergio Spicogna sobre la existencia de una alerta temprana nos dijo que “el dique no tiene un sistema de alerta temprana y es lo que seguramente la provincia va a tener que hacer. Lo estoy gestionando, porque si tenés una creciente te permite a vos tener un tiempo suficiente para hacer una evacuación, más allá de que es una cuenca chica y no es tan fácil, por ahí una cuenca como el San Roque es más fácil porque es más grande y los tiempos son otros. Acá es una cosa más compleja pero hay que hacerlo”.

Los vecinos de Sierras Chicas se manifestaron en Córdoba y reclaman saber qué pasa con el Dique. (Foto Vecinos Autoconvocados Rio Ceballos)

Nuestro dique tiene un vertedero fijo y al nivel del embalse se lo controla a través de unas válvulas. El día sábado 14 La Quebrada estaba en su cota máxima, caía agua por el vertedero, pero nadie reguló su nivel, nadie operó las válvulas. ¿Qué pasó?

Cuando se comienza a preguntar a los diferentes organismos competentes sobre la operatividad de las válvulas y porqué no se bajó el nivel de la cota, el silencio aturde.

El vox pópuli dice que la última vez que se las abrieron fue en el 2000. Desde esa época una quedó clavada, y la otra la tuvieron que abrir entre cinco personas para salvarse de la creciente de ese momento.

En off the record empleados de Defensa Civil de Río Ceballos dijeron que no pueden hablar del tema, que no pueden pasar por encima del intendente. Aclararon también que tienen un montón de cursos hechos y una sola “chata”.

Por medio de este túnel se accede al corazón del paredón donde están las famosas válvulas niveladoras y de desbarre.

Según un comunicado de prensa del Ministerio de Agua, Energía y Servicios Públicos, el Dique La Quebrada es propiedad de la Provincia, y cuenta con personal específico para la operación de los descargadores de fondo, que son válvulas que se abren cuando el vertedero desborda para extraer el barro que se acumula contra el paredón. Ahí mismo dice que el responsable provincial a cargo es Jorge Olmedo.

Se aclara en el mismo comunicado que ni la Cooperativa de Agua, ni la Planta Potabilizadora tienen acceso a los puestos de operación del dique. Se termina especificando que las válvulas que sirven para nivelar el embalse no se operan desde el 2007.

Entonces el vox populi estaría equivocado porque la última vez que se abrieron fue en el 2007 y no en el 2000. Descartamos a la Cooperativa y a la Planta del eje de responsabilidades. ¿Qué nos queda? La Provincia y Olmedo.

“No me nombres”

La siesta del jueves 23 de abril fui al dique con Lolo, un hombre que en sus veinti tantos operó las famosas válvulas. Él asegura que en su época siempre tenía la orden de mantener el embalse un metro por debajo del vertedero, pero desconoce el funcionamiento actual.

El fin de la visita era hacer un gráfico sobre el funcionamiento del mismo, hasta que por arte de magia se presentó la oportunidad para hacer preguntas.

Olmedo, quien se encontraba supervisando las obras de mantenimiento que se están haciendo actualmente en el Dique La Quebrada, pidió que no se lo mencione en ningún artículo.

“Las válvulas funcionan normalmente. Acá vino el Ministro López y anteriormente Decara, Defensor del Pueblo, y las hicieron andar”, Jorge Olmedo, responsable provincial del dique.
Éstas son las válvulas que llevan agua a la Planta Potabilizadora. Según Olmedo unas iguales se utilizan para bajar el nivel del embalse.

Con los brazos cruzados a la altura del pecho, vistiendo una remera verde con el logo del Ministerio de Agua, Energía y Servicios Públicos, dijo estar encargado del dique hace 31 años, “toda una vida y ya me quedan diez años para jubilarme”, aclaró. Él afirmó que las válvulas se encuentran operativas, pero a su vez expresó cruzándose de brazos y con la mirada perdida que “tiene que pasar algo para que el dique tenga mantenimiento”.

-Muchos dicen que las válvulas que nivelan la cota del Dique no andan, están rotas.

-Las válvulas funcionan normalmente Acá vino el Ministro López y anteriormente Decara, Defensor del Pueblo, y las hicieron andar.

-¿Y dónde están ubicadas las famosas válvulas?

-Acá se ven dos, una va a la Planta y la otra es para compensar, si tenía mucha presión tiraba el agua acá, a la pileta de impacto. Y las otras dos son idénticas a estas y están en el interior del dique, en el corazón. Todas son de 500, manuales y dobles, son paralelas y hay dos bypass en cada válvula. Los bypass son reductores de presión. Entonces tenemos cuatro válvulas en línea, pero hay dos por válvula, entonces son ocho.

-Pero, ¿entonces por qué no se bajó el nivel?

-Yo siempre he manejado el nivel. Esto es simple, si vos estás esperando una creciente que sabes que va a venir, ahí sí podes manejar las válvulas. Pero en una creciente de estas que nadie sabe no podes estar por si acaso. Acá empezó a llover a la noche, pero vos no podías bajar el lago si no sabes cuánto va a llover. Ponele que yo te bajo el lago un metro sin saber cuánto va a llover y no llueve, y no tenemos entrada de caudal. Calculá que este dique llegó a bajarse dieciséis metros, la gente decía que yo bajaba la cota de noche.

La respuesta por parte del mismo Ministerio aún nos queda pendiente. Las dudas en los vecinos crecen y con esas dudas, los rumores. ¿Por qué no hay respuestas? ¿Por qué días previos en el portal de noticias del Gobierno de la Provincia se anunciaba que se bajaba la cota del Dique San Roque y por qué no se hizo lo mismo en Río Ceballos? Que no se haya bajado la cota porque no sabían si iban a tener entrada de agua no es una respuesta que convenza, aunque no deje de ser una respuesta.

El silencio aturde a la gente de esta región. Las famosas válvulas que se encuentran en el corazón del Dique La Quebrada parecen estar en tinieblas. Pedir una demostración pública de que se encuentran operativas ¿será demasiado?

No es alocado pensar que la gente que opera el dique tendría que tener una relación y una comunicación permanente con Defensa Civil.

Responsabilidad compartida

Los diques tienen dos funciones, por un lado acumular agua para reserva en periodos de falta de lluvia, y por otro regular las crecientes. Está claro que la Provincia que maneja todos los diques sabe de esto.

“El Dique La Quebrada completo con todo el peri lago, los ríos y demás le corresponde a la Provincia, a la Subsecretaría de Recursos Hídricos. Esto incluye el manejo integral del dique, si se abren o no, si están en estado o no están en estado las famosas válvulas. Hay una primer respuesta que la tiene que dar la Provincia”, aclara Marcelo Fassi, contador y Expresidente de la Cooperativa de Agua de Rio Ceballos.

Las responsabilidades según el gráfico dibujado por Marcelo Fassi.

Si hacemos hincapié en los responsables, nos encontramos con una mezcla. En primer lugar, Defensa Civil no puede ir a bajar el dique porque no le corresponde. Tampoco lo puede hacer el intendente porque no tiene acceso. Aunque no es alocado pensar que la gente que opera el dique tendría que tener una relación y una comunicación permanente con Defensa Civil, a quienes les debería interesar el nivel del embalse según la época del año, ya que no es lo mismo que esté lleno en julio que en enero.

“Si estando a fines de enero ya había llovido una barbaridad, el dique ya estaba lleno y todavía queda la lluvia de febrero y marzo, como encargado de Defensa Civil tengo que pensar que si hay lluvia vamos a tener un problema. Yo como Defensa Civil se lo diría al intendente, y el intendente tendrá que insistir en Córdoba hasta que le den una respuesta. Si eso existió, no lo sé”, apunta Fassi.

No es lo mismo que el dique esté lleno en julio que en enero.
Canal por donde saldría el agua si se operan las válvulas de nivelación de la cota.

Marcelo Fassi señala que la temporada de lluvia fuerte en nuestra región se da entre diciembre y marzo. Las precipitaciones de noviembre y diciembre no llegan a saturar el suelo, incluso en enero tampoco se dan grandes crecientes. “Generalmente estas crecientes tremendas se dan en febrero porque el suelo se saturó por la buena cantidad de lluvia previa. Por supuesto que se suman un montón de factores, cada vez hay menos árboles, hay menos retención de agua, se ha construido a lo largo de toda la ciudad. Es más, yo estoy convencido que si el dique hubiera estado un metro abajo lo mismo hubiera habido una gran creciente, hubiera habido un serio problema porque llovió en doce horas (273mm) lo que llovió en tres meses”, dice el contador.

La cantidad de agua que junta el río desde que sale hasta que llega a la ciudad genera que la superficie que alcanza en su recorrido es mucho más grande que la de la propia cuenca. Pero de todas maneras, con un metro o dos abajo del vertedero el dique hubiera soportado el impacto del agua y se podrían haber salvado vidas.

En el 2014 el embalse se súper llenó por la gran temporada de lluvia de febrero-marzo. En este caso, antes de que eso pasara, ya estaba lleno.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Lili Heredia’s story.