Te celebro

Celebro haberte encontrado porque sin miedo has dejado que me encuentre a mí misma, sin recelo, sin egoísmo, sin dudarlo. Porque has amado a esa que en realidad soy aún antes de habértela mostrado, incluso antes de mostrarla a mí misma.

Celebro haberte encontrado porque me has enseñado -mientras lo ejecutas- un nuevo nivel de amor que comparte y convive: el más pleno, dadivoso, desinteresado, genuino… el más real que he experimentado en la vida.

Celebro porque me has dejado conocerte como nadie más, me muestras cada día los secretos mejor guardados de tu amorosa personalidad y me sonríes al hacerlo.

Porque me alientas hasta en lo más pequeño, buscas mi mejor ángulo y lo invitas a salir. Aligeras mis miedos, confías y me incitas a confiar en mí.

Porque no he sentido tristeza ni un solo momento desde que estás conmigo, mis días amargos son cosa del pasado y tantas dudas no me persiguen más. El cansancio se fue, la agonía terminó y me quedaste tú en amor, en paz, en ganas, en ilusión, en vida, en verdad.

Hoy celebro que el amor no es solo ese que de mi emana porque me has demostrado que también es para . Celebro que el compromiso y la aceptación son mutuos, has abierto tan ingenuamente mis ojos que ahora sé que así debe ser, que es el único camino para decirse correspondido.

Celebro ya no ser aquella ciega, hoy veo claramente mi pasado y cada vez que lo repaso vuelvo a aprender (y vaya que también eso celebro). Celebro aún más mis ansias de practicar todos los días tanto que ahora comprendo para hacerme feliz -a mí, contigo- y salpicarte todo de felicidad para que tú también lo seas.

Hoy celebro pensar menos en compras para obsequiarte y más en darte mi todo. Te estoy regalando mi vida. Te la entrego en cada noche a tu lado, en cada mañana fresca y el «buenos días», en cada salida al cine y al supermercado, en cada abrazo y en cada caricia, en cada desayuno en la cama, en cada comida salada y en cada sonrisa. En cada respiro decido respirar de tu mano.

Y así podría seguir mi lista…

Te celebro a ti. Me celebro contigo. Celebro que por fin estás en mi vida.