ALBEIRO LINARES
ALBEIRO LINARES

ALBEIRO LINARES

En este mundo, no existe fuerza capaz de torcer la voluntad de un hombre que ha escuchado el llamado de su sangre.