Azúcar.

Moreno eres como la Azúcar. me haces feliz de tan solo pensarte, y al saborearte mi paladar tiende a derretirse. pero al consumirte tanto me causas diabetes, y me dañas. y así me tuve que acostumbrar a ti, a quererte hasta derretirme pero no hasta dañarme.