Mentiras, ojala pudiera rescatar algo más de nuestra relación. las mentiras que me decías es lo único que puedo salvar para no creer que todo fue en vano. Mentiras desde cuanto me querías hasta que jamás me dejarías ir, y aquí estamos, Tú con aquella que mentiste al decirme que jamás me dejarías por ella y yo con alguien mucho mejor que tú, tal como siempre te lo dije. pero estamos aquí ¿no?, aún te veo en los lugares a los que frecuentábamos, en los que me decías que tan hermosa era o cuanto te gustaban mis bromas, obviamente eran mentiras también, y pensando todo bien, tú también fuiste mentira, por eso nunca te sentí del todo mío, por eso nunca me entregue del todo a ti, porque al final siempre supe que eras mentira tal como todo lo que salía de ti.