y del amor no se mucho, solo lo vivo como si siempre fuera la primera vez. como contigo. las lágrimas, la ansiedad, la impotencia, los celos, los extasis, el placer, los gritos, la euforia, las peleas, la reconciliación, el sexo, las salidas,los mensajes a las 2am, las llamadas antes de dormir, sentirme nerviosa, los besos rápidos y lentos, las visitas en domingo,nuestras manos haciéndose una de tanto estar juntas,los abrazos largos, los juegos de miradas, la preocupación, la tristeza, los días soleados o llenos de agua, las cervezas frías, las comidas compartidas, las risas absurdas, la tensión cuando los pecados salían a flote y que se me quebrara la voz cuando sentía que te perdía. Todo esto y lo demás vivido entre tú y yo, ya había sido vivido por mi y otro antes que tú, fueron primeras veces con el, contigo no lo eran. siempre pensaba en los errores que había cometido esas “primeras veces” para no cometerlos contigo, y así fueras mi última vez.

(no funcionó) y ahora tengo otra primera vez.