Aún nos guarda la penumbra en el eco de dos cuerpos mudos cuando las sombras imitan los contornos amándose desnudos…