A veces me escapo,
dejando mi cuerpo,
mi corazón callado
vigilando,
el alma no hay caso
me sigue los pasos…
Me escapo a esos sueños,
donde tu mano se tiende,
tu boca me invita,
tu abrazo
me abraza…
Sueños entre algodones y tizas,
con pizarras negras,
con pizarras blancas,
Con ventanas pintadas,
con puertas sólo imaginarias…
Sueños donde me hago la dormida,
donde disfruto despierta,
cada fantasía
cada poesía,
entre borrón de tizas…
A veces me escapo,
pero siempre vuelvo,
antes que el frío
acapare mi cuerpo,
que mi corazón
de extrañarme llore,
que mi alma
se enamore…
Vuelvo antes del alba,
vuelvo con el canto del gallo,
con las estrellas
huyendo del cielo
naranjo…
Vuelvo
siempre vuelvo,
me encuentra al despertar
a su lado,
no imagina mis sueños,
sólo mira en mis ojos
el brillo de aquellos,
que se escapan en despiertos… (Lola)
Like what you read? Give Lola Bracco ®© a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.