Acariciaré tus sueños,
cuando llegues agotado
y vencido me busques alivio,
cuando en mi regazo
tus ojos en paz se cierren
y los míos con amor
mirándolos te besen…
Cubriré de esas caricias
que casi no te tocan
tu rostro entregado
tu cabello revuelto,
mirando,
muriendo
por besar tu boca…
Seré la paz
de tus días de guerra,
y curaré las heridas
en cada tregua
para liberar tu corazón
de la rutina…
Seré silencio
para calmar tus ruidos,
sonrisas y música
para que olviden a tus ojos
el llanto,
mirada comprensiva
a tus insomnios
de los peores días… (Lola)
Show your support

Clapping shows how much you appreciated Lola Bracco’s story.