Ahora…
Es hora de la batalla,
la de besos
la de manos,
de insultos
de idiomas
de lenguas,
de no ganarlas,
ni tampoco
darnos tregua…
Es hora
de sacarnos
en gemidos
arrancando
cada uno
de los sentidos,
y sin sangrar
los apasionados
palpitantes corazones…
Es hora de sin tiempos,
de traer sentimientos,
de llamar a instintos,
y dejar la vergüenza
y las promesas
para luego…
Es hora de agujas que erizan la piel,
de minutos obscenos de humedad,
de segundos exaltados
queriendo ser horas,
de la piel abierta
en mil hojas…
Es la hora del ahora,
del deseo y el arte,
de ser protagonistas
con sin cámaras
con cualquier fantasía…
Es nuestra hora,
dejándonos sin aire,
donde agotados podamos
mirarnos e irnos…
volando tan alto
tan lejos…
(Lola)