Amor de estación a donde nunca llega un tren, porque viaja tomado de las manos, sin pasaporte y en los besos se pagan los boletos, sin tiempo estimado y sin ningún descuento…

Amor sin equipaje vestido de brisa y de hojas, de las flores y sus aromas, de la lluvia y el sol, a tiempo y deshora, donde mandan los paralelos y se marean buscando los mapas los meridianos, mientras nosotros enamorados rotamos y rotamos…

Amor con frío de abrazos, un vestido de nieve me ha prestado hoy, dejando el corazón descubierto porque sabe que de sus latidos cada día escribo, y no los puedo atrapar…

y una nube pudorosa me puso cancanes, y tacones blancos por si los latidos quisieran bailar, me prestó una gorra de pieles sintéticas porque está prohibido cazar, con el compromiso de aceptar que un oso me vendría a abrazar, por si el frío, atraído por para cubrir el desnudo, porque es su estación favorita y no pudimos evitar que se enamore, ni que mi alma vestida de blanca con él se quiera casar… (Lola)