Así van tras de ti, así mis letras se hacen versos en un bosque cerrado al sol, así sin miedo creyendo seguir tus huellas entre

hojas y maleza entorpeciendo mis pasos, siempre voy….

No hay miedo a la fábulas de cuentos, cuando seré yo quien escriba, de tu huida mi búsqueda perdida…

No habrá duende que quiera esconderse y que mi cuento no nombre, ni hada que no haga gala de sus alas…

No habrá fieras que no quieran ser bellas, o princesas escapadas que pretendan buscar su zapato perdido, a mitad de un cuento sin reino…

Pero entre todos, estaremos, cuando llegue a ti, bailando nosotros, rodeados de nadie y de todos, con el primer beso, que comience y finalice el cuento, de amor… (Lola)