De aquí de mi sur, es más fácil verte, miro hacia arriba y vemos juntos la misma estrella, mientras me buscas debajo, allá

por el fin del mundo, donde a veces si no me escondo, prendo queriendo que me veas, mi viejo faro…

Y en el sur de cualquier mundo, siempre habrá un norte cercano, y un subsuelo nuestro, un poco más abajo…

Pero puedo verte, cuando asomas tus ojos, esos que marean los mares para traerme su sal, para que un flamenco rosado me invite a bailar, y me preste sus alas, y cerrando los ojos, llevarme con los pies en la tierra, a volar, al Norte de donde estés, a cualquier lugar… (Lola)