Esa tarde se alejó el sol llevándose de mi cada pensamiento, malo o bueno, dejándome desnuda observar como partía,

y a mi lado sólo y en piel viva cada sentimiento que querían vivir, de nuevo en mi…

Partió el día, y me hizo ocaso a solas conmigo, hablándome muda, sin miedos esperando a la luna, pero llena de preguntas y de dudas, esperando las respuestas para dejar a mi corazón y sentimientos ponerse de acuerdo, dormirnos en paz…

Caminó mi alma buscando en la noche reparo, de los pensamientos de una razón que no cesaba, con sus miedos, conteniendo el llanto, con sus culpas, con sus razones egoístas de existir, y no dije nada…

Caminó mi cuerpo desnudo, en el frío de una noche donde la luna nueva por no distraer mis pensamientos, no quiso salir…

Caminé, me alejé de todo, se escapó mi instinto, me rendí agotada escuchando a mi corazón con mi alma ponerse de acuerdo, y enfrentar juntas, de la mano a la razón…

No recuerdo cuando, ni como, despertó aturdido mi escondido inconsciente, y mi piel bañada de un sol que sonriente y lejano, regresaba a buscarme ya libre de la oscuridad de la noche, y de miedos despojada, para cubrir mi nueva aura de fuego naranja… (Lola)

[“ También llamado anaranjado, es el color de la comunicación, de las personas que nos informan o que difunden noticias. Es el color de la inspiración, es absorbente y eleva a las personas a otras categorías.

Es señal de poder y representa la persuasión y la habilidad para controlar a los demás, llevándolos para la dirección que nos interese. Son sociables y muy activos. Conocen a todo el mundo y siempre se encuentran en los lugares de moda.

Son buenos organizadores de eventos, tienen un buen gusto, son buenos entretenedores y animadores. Pueden manejar varias cosas a la vez con gran precisión. Son muy diplomáticos y tienen mucho tino. (http://magiainterior.com/el-aura-naranja-en-las-personas/) ”]