Fue su perfume,
fue la mezcla
celo de instinto
que se hizo beso,
que busco entre los dedos del olvido
eso que habíamos perdido…
Fue ver
que no me había visto,
cuando ya no lo miraba,
cuando la indiferencia
ahuecaba haciéndose
centro en la cama…
Fue reencuentro
y memoria
de sabernos
cada gesto,
de encontrarnos
en vuelo
en miradas,
sosteniendo con las bocas
las ganas… (Lola)