He desvestido mi alma y en miles de palabras acariciado los tiempos, esos tiempos llenos de sueños y de los versos

con que nos amamos…

he vestido este momento cerrando los ojos, para no distraer los sentimientos, cuando pequeña me siento, cuando mis letras se escapan de mi corazón latiendo…

Y palpita cuando siente que frágil los pasos dudan, que los dedos soñadores de dibujar alas en la espalda describen silenciosos tu nombre en la boca muda de guardarte los besos…

Por eso, he desvestido mi alma, porque sin ella no soy nada, porque se abraza tan fuerte a cada sueño de amor, que nadie puede borrarlo de mis noches, aún y sin haberlo escrito, sin contarlo, ella lo atrapa entre sus manos, canta una nana, y me abraza… (Lola)