He llegado a pesar de las tormentas, de nadar a la deriva escapando a las redes del destino para que no llegara hasta ti…

Se ha fortalecido mi cuerpo contra las corrientes, mis sentimientos llevaban tu imagen al horizonte para no detenerse, y poder seguir…

y mi corazón, él siempre acelerado y sin pausa ilusionado, aprendió a sostener los latidos al ritmo de tu nombre, aún cuando las olas nos impedían el paso aliados a la lluvia…

Llegamos a esta playa, quizás no sea la tuya, tal vez me vengas ahora a buscar o a lo mejor nunca, porque lo he intentado, porque atravesamos cada desafío en que el tiempo y sus climas nos quiso vencer, y le juro a esas olas, a la luna y sus mareas, que no pienso volver…

y aquí estoy y estaré, sin equipaje, con cada te quiero guardado y gritado en el viaje, sabiendo que lo he intentado y me quedaré, aunque no te enteres, aunque nunca llegues, si yo pude por amor, ese que tengo… que amé… tal vez si te esperé llegues tú también…(Lola)