Imagina ahora que estoy, ahora que quiero y siento, imagíname ahora y siénteme a

nuestra sin hora, con este deseo que quema por dentro, que mira las agujas odiando el tic tac del tiempo que corre con ganas lejanas de amar…

Imagina en tus labios los besos más tiernos, los cálidos, lo obscenos, los que entran tan deseados haciéndose paso con y sin permiso, sin hablar…

Imagina, como imagino yo perdida entre dos bocas, encontrada en tus manos desnudando de nosotros a la ropa…

Imagina amor ese beso a ojos abiertos pidiéndonos

no parar, hablando de amor, queriéndonos siempre más…

Imagina sin soltarme, imagínate en mi, sin alejar un centímetro tu cuerpo, tu boca…

Imagina el latir de los pechos rosándose, erizando la piel, imagina los perfumes mezclándose en sudores, haciendo nuestro aroma sellando con gotas recorriendo la piel, guardándose en la memoria así, como ahora, para imaginarnos una vez más… (Lola)