La quemó en su brazos
la congeló en su vacío
nunca pensó,
que la nieve y el sol quemaban la piel, igual…