Latió mi corazón

y latió tan fuerte, justo cuando llegabas

que en un instante

sentí que el amor

me había regalado

al lado derecho

otro corazón

para guardarte…