Los recuerdo cada día, dos pájaros volando, dos locos en las mentes bailando, dos locos riendo y cómplices escribiéndose… dos locos sin atar con las manos sueltas y desesperadas de quererse tocar…

Dos locos amor, que se llevó la cordura, los besó con la realidad el día, y los devolvió a la rutina que no aceptaban como suya para regresar…

Y la afrontaban a medias y las medias se rompieron, sin poderse surcir más, medias rotas, quizás viejas, medias que acompañaron su invierno, de él, medio nada quedaba de eso, que fueron, que fue, sólo de eso quedaron los recuerdos bailando sentados, sin medias, sin mover los pies… (Lola Bracco )

Like what you read? Give Lola Bracco ® a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.