Me fui por la senda del silencio arrastrando tan sólo mi nombre, dejando el apellido junto al pasaporte y todos tus recuerdos…
es que los recuerdos pesaban mucho, es que el apellido iba pegado al tuyo, y yo sólo quise llevarme al silencio como testigo de mi soledad…
Soledad que antes era mi enemiga, siempre espiando en rincones callada, criticando, haciendo sombra de mis errores para destacarlos…
y me fui cerrando la cerca del viento en cada parada para respirar, juntando mis manos, para sentirme un poco sola y otro acompañada…
acompañándome yo misma, leyendo la historia que luego pisaba en el camino dejándola detrás, como si escapar fuera la forma para terminar, eso, que no debió comenzar…
aún falta camino, aún el sol no entibia, aún el caminar no logra que mi corazón quiera latir al ritmo de mis pasos, pero sigo…
y sigue la historia que sin buscar, tropieza con alguna piedra para recordar, que el silencio a veces, no deja olvidar… (Lola)
Like what you read? Give Lola Bracco ® a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.