Me perdí en tus palabras, cuando te leía, cuando describías en versos cada detalle que tus dedos conocían de mi geografía…

Y me encontré en tus brazos, queriendo sentir tu piel y el calor de tu aliento, desnuda mi cuerpo y vestida de sueños mientras apasionado y dueño me recorrías…

Me perdí queriendo querer, me encontré sintiendo, me mareé en tus besos volando en tu cuerpo, latiendo por dentro sin querer volver…

Te encontré más allá de este mundo, cuando creí que para amar era tarde, caminando en un mismo lugar sin hallar el rumbo, y al ver tu mirada que hablaba de otros tiempos me hice reflejo de una eternidad juntos, donde nos perdió el destino para que la historia hoy nos vuelva amar… (Lola)