Mi Pedacito…

No soy feliz, como podría serlo, así, sin pelear al destino su designio…
No soy feliz porque no quiero, y me rebelo a más pruebas, a cuántos castigos?
Y no, no soy yo, por eso no lo acepto, que el camino en tu destino juegue con tu cuerpo, que la muerte ronde y seas un día mi recuerdo…
No puedo bebé, así no puedo… Ser felíz, ni quiero...
No puedo si entre lo querido, me ronda un corazón herido, que latió en mi vientre donde aprendió de los míos sus latidos…
Un corazón tan hermoso, tan frágil, tan grande sin medida que compare, que de mi sangre ha salido… (Lola)