No hay tantas metáforas, ni palabras justas para decir como me amas, como

se eriza mi piel, como me delatas con tu brillo…

Y se escapa en un vuelo de caricias mi cabello, esperándote, sin querer enredarse en mis deseos sin ti…

No voy a inventar palabras nuevas, no puedo explicar como siento, sólo eres tú escribiendo en mi mente, deletreando mil versos en mi piel… (Lola)